Teléfono: 91 022 83 49 | 654 48 03 00 - E-mail: info@resmedia.es

Conclusiones de CARMEN GUERRA. Socióloga y mediadora encargada de dinamizar la mesa de mediación en ámbito escolar. Aquí os dejamos con todas las aportaciones que se recogieron.

Herramienta positiva

Todos los miembros que compusimos esta mesa, coincidimos como primer punto, que la mediación en el ámbito escolar es una herramienta positiva; que los centros escolares son considerados junto con la familia, los principales grupos de socialización en la vida de todo ser humano. Por ello, la idea es comenzar a trabajar con los alumnos técnicas de gestión de conflictos para que lo utilicen y sea su forma de actuación una vez que sean adultos.

Capacidad de ampliarlo y hacerlo llegar a la administración:

Consideramos que es importante que la mediación se instaure en la sociedad estudiantil, y por ello llegamos a la conclusión, especialmente en los colegios públicos, de la necesidad de “construir desde arriba“, llevando los proyectos al gobierno de la Comunidad Autónoma o del ayuntamiento, para conseguir un apoyo firme para su desarrollo. Consideramos como algunos de los objetivos llegar a:

  • Inspección Educativa
  • Direcciones territoriales
  • Puntos concretos del sistema estudiantil
  • En los centros escolares:

  • Espacio temporal dedicado a mediación

Uno de los principales problemas que detectamos fue que es muy complicado asignarle un espacio temporal a la mediación. En primaria por ejemplo, nos encontramos con la falta de tutorías para poder hacer un buen programa de mediación “preventiva“; dejando como alternativa, realizarlo en los tiempos dedicados al recreo, lo cual descartamos de inmediato ya que no está permitido. Otra posibilidad que barajábamos, es realizarlo en la asignatura alternativa a la religión, pero tampoco llega a ser lo decisivo. En primer lugar, tenemos dudas sobre si el tipo de contenido pudiera llegar a entrar dentro de lo estipulado, y en segundo lugar, porque se dejaría al margen a una parte del alumnado.

  • Trabajarlo desde la edad más temprana posible e ir escalando en niveles:

Todos los miembros de la mesa, defendemos la necesidad de trabajar la gestión de conflictos y mediación desde la edad más temprana posible, como comenzar en Educación Infantil, hasta cursos más avanzados como Bachillerato. Destacamos la importancia de adaptarlo en relación al curso con el que estemos trabajando, es decir, de una forma gradual.

  • El profesor como fuente primordial de transmisión

Coincidíamos en la importancia que tiene el profesor a la hora de trabajar el ámbito de la mediación en los centros escolares, pero a la vez veíamos como difíciles ciertas mediaciones que incluyan a personal del centro (entre alumno y profesor por ejemplo); ya que algunos profesores pueden ofrecer más resistencia que los alumnos ante una mediación. Esto, puede ser debido a la diferenciación que algunos profesores ven entre la labor formativa y la educativa; entendiendo así como innecesaria la mediación, considerando su trabajo puramente formativo.

  • Información, formación y seguimiento

También, se destacó la necesidad de informar y formar a los profesores de nociones básicas de gestión de conflictos, así como todas las definiciones relacionas con ello, como por ejemplo la diferencia entre Bulling y Acoso. Con ello, lo que conseguimos es detectar de una forma adecuada los conflictos, y así determinar la forma de actuación para una solución más efectiva. Una vez conseguido esto, y tratando consigo los problemas, remarcamos la necesidad de elaborar un seguimiento posterior. De este modo, comprobaríamos que verdaderamente se ha solucionado; y de no ser así, lo reconduciríamos  para conseguirlo.

  • Prevención e intervención

Así mismo y relacionado con lo anterior, vemos que es muy importante trabajar en consonancia en la prevención de conflictos en los centros, para así evitar que se puedan producir, o que de producirse, que no lleguen a desarrollarse plenamente. Esto a su vez, afectará a la intervención en el propio conflicto, pudiendo ser menor que si no se hubiese trabajado en su prevención con anterioridad; y dando como resultado un mayor índice de solución.

  • Tercero imparcial fuera del centro

Todos los miembros de la mesa coincidimos en un punto clave, la necesidad de “Equipos específicos de mediadores” desde la propia Comunidad, para que el mediador sea alguien realmente externo al centro y con posibilidad de ser neutral e imparcial. No valorábamos como posible que el mediador sea alguien del centro, como el orientador o algún profesor, ya que siempre va a ser percibido como alguien parcial.

  • Aprendizaje cooperativo:

De forma paralela, surgió la idea del Aprendizaje cooperativo, el cual se está implantando en muchos centros y está obteniendo muy buenos resultados. Lo considerábamos como una manera de trabajar junto a algo ya conocido, aprovechando el carácter de versatilidad que lo rodea. Está basado en la idea de generar socialización positiva entre los alumnos; pudiendo ser mediante la optimización de trabajos grupales y enseñando mediante otro enfoque más participativo y colaborativo en todas las asignaturas (incluso en matemáticas).

Esta manera de trabajar puede dar cabida desde la gestión de conflictos, pasando por la mediación y llegando al alumno ayudante.

  • Grupo externo desde la administración para supervisión

También destacamos la importancia de que un grupo de expertos originarios desde la administración, lleve a cabo la tarea de supervisión en aquellos centros escolares en los que esté presente la mediación. Esto estaría destinado a verificar que se utiliza de manera correcta la mediación, a la hora de prevenir e intervenir en los conflictos propios del centro, así como el seguimiento posterior de los mismos.

  • Mediación fuera del centro (opcional)

Esta idea surge con la intención de aportar flexibilidad y opciones a aquellos alumnos que por cualquier razón no quieran realizar la mediación en el centro escolar. Lo ideal sería mediar siempre en el centro, ya que es el entorno conocido y desde donde surge esa necesidad; pero, no queríamos vetar posibles alternativas, como realizarlo en un lugar que ellos mismos consideren más “neutral”; debido al tipo de conflicto en el que se hayan visto inmersos. Lo importante siempre será salvaguardar las necesidades del alumnado, y en consecuencia, la resolución a su conflicto de la manera más satisfactoria posible para ellos.

  • Centros privados

También coincidíamos en la idea de que contactar con centros privados era un paso importante, ya que suelen mostrarse más abiertos a la idea de trabajar nuevas experiencias. Una vez que se hayan puesto en marcha proyectos de mediación en estos centros y se vean buenos resultados; podría darse el caso de que la propia administración solicitase ese tipo de trabajo en centros de ámbito público.

                 FUNCIONA => GENERACIÓN DE NECESIDAD

  • Policía

En nuestra mesa se habló de forma actual sobre los conflictos que hoy en día vemos en los centros escolares y su forma de resolverlos. Una de estas formas, es que los padres acuden a las dependencias policiales para dejar constancia en forma de denuncia de aquellos problemas que ha sufrido su hijo/a. Por ello, se planteó el trabajar con estas dependencias y con los casos relacionados con los centros escolares.

Del mismo modo, creemos en la necesidad de que estas personas tengan una formación en relación con la mediación, para que así ellos mismos puedan gestionar de forma satisfactoria desde el momento en el que aparecen los progenitores/tutores legales por la delegación. Así mismo, informarían a los padres sobre la mediación. También planteamos la posibilidad de que tengan la capacidad de derivar el caso a mediación o por lo menos a revisión de su posibilidad.

  • Centros de acogida

Idea que surge de forma paralela dentro de nuestro debate, debido a que son centros en los cuales también se trabaja con menores. Somos conscientes de que estos centros van más allá de un centro escolar, ya que entablan una relación muy fuerte los tutores con los menores; pero también vemos una necesidad de que exista la mediación en este ámbito, ya que estas personas también se encargan de su formación escolar. Por ello, planteamos una forma de trabajar similar a la de los centros educativos, pero con otro enfoque, y siempre de la mano de otros profesionales como psicólogos y terapeutas.